Soportes ópticos

1.1.1.  Soportes Ópticos

La característica general de los medios ópticos es que el uso de la luz láser en los procesos de grabación y/o lectura de la información.

En el almacenamiento de datos sobre medios giratorios, se diferencian dos procedimientos: CAV (constant angular velocity) y CLV (constant linear velocity). El CAV se usa en disquetes y discos duros y mantiene una velocidad de giro constante, mientras que el CLV aumenta la velocidad de rotación a medida que el cabezal de lectura se desplaza hacia el exterior del disco, manteniendo idéntico el tiempo que tarda en girar. Los discos ópticos utilizan este último sistema.

Existen unidades de discos ópticos ROM y regrabables (RW) para todos los formatos.

La gran desventaja de todos los soportes ópticos es su baja fiabilidad.

CD (Compact Disk)

Físicamente, está formado por un disco de policarbonato de 120 mm de diámetro, 1,2 mm de espesor y pesa aproximadamente 14 gramos. Esta capa de policarbonato adopta unos pequeños surcos llamados pits y lands (crestas y valles) que representan los ceros y unos de la información.

El substrato de plástico se recubre por una finísima capa de aluminio reflectante que captura la forma de crestas y surcos de manera precisa. Para evitar que el aluminio se marque y arañe, lo que borraría los datos residentes en él, se añade una laca protectora, a través de la cual el láser puede leer los surcos perfectamente. Al no entrar nunca en contacto físico directo con ningún mecanismo, se estima que la duración de la información en un CD puede ser de 15 años.

En los CD, la información se codifica usando EFM, en el que un byte se almacena con 14 bits que se representan por crestas y valles.

Tiene una capacidad máxima de 840MB, aunque las unidades típicas son de 640 y 720MB

DVD (Digital Versatile Disc)

A primera vista, un CD y un DVD pueden parecer prácticamente iguales, pero el DVD posee unas prestaciones mucho mayores que las de un CD. El formato DVD permite una capacidad de almacenamiento entre 4.7 y 17 GB debido a una densidad de grabación mayor y a la posibilidad de grabar en dos capas y dos caras (4 pistas en total).

BLURAY

Su nombre proviene del tipo de láser utilizado (Blue Ray = Rayo azul).

Una capa de disco Blu-ray tiene 25 GB por capa, equivalente a 6 horas de video de alta definición más audio, pudiendo disponer de múltiples capas por cara (lo normal es un máximo de dos).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>